Experiencias en los Saltos de Petrohué

Vista de los saltos del petrohué desde uno de los miradores finalesConocer los Saltos del Petrohué era una meta largamente esperada por turistas en silla de ruedas. Este hermoso destino turístico se ubica en el Parque Nacional Vicente Pérez Rosales, el más visitado de Chile con cerca de 470 mil personas por temporada. En julio del 2018 se inauguró la pasarela que permite el ingreso al circuito que lleva hacia los saltos y que hasta esa fecha era imposible visitar en especial para usuarios en silla de rueda. Recogimos la experiencia de algunas personas que nos escribieron para darnos sus comentarios sobre los trabajos realizados, los resultados y apreciaciones personales de la visita.

Conaf viene realizando un significativo esfuerzo por accesibilizar áreas de nuestros parques nacionales. Actualmente hay casi un 50% de parques nacionales que han incorporado diferentes elementos como senderos accesibles, audio guías en diferentes sistemas, paneles de cartografía táctil para personas con discapacidad auditiva o visual e información en Braille.
Sin desmerecer ni opacar el esfuerzo e inversión realizados, es necesario considerar algunos elementos adicionales para completar la imprescindible “cadena de accesibilidad” en un recinto. En cada experiencia personal como visitantes a los Saltos de Petrohué fueron apareciendo necesidades, más o menos urgentes para cada uno, dependiendo de su grado de discapacidad o condiciones generales y que resumimos en este posteo.

No existen estacionamientos para PcD comunicados con el acceso al Parque. La recomendación es obviar el estacionamiento general existente ya que es imposible subir en silla de ruedas hasta el acceso. Se recomienda llegar en auto hasta el lugar habilitado para buses de turismo. Con suerte te dejarán estacionar allí y con menos suerte (si no eres el chofer) tendrás que dejar a la persona y volver a los estacionamientos comunes. Se deben acondicionar al menos 2 estacionamientos exclusivos para PcD directamente comunicado con el acceso.

puerta de entrada y salida de la edificación con pequeño desnivel y que da inicio a la ruta hacia los saltos  acceso con pequeño desnivel provocado por el cambio de cemento a tierra en la entrada del recinto    rampa para acceder al puente con elevada pendiente  Entrada al edificio a través del cuál se accede al parque y a la ruta que dirige hacia los saltos.

Para acceder a la entrada de los saltos se pasa por un edificio donde se encuentran algunos locales comerciales. En el trayecto existen pequeños desniveles que en algunos casos estorban y dificultan bastante la circulación. Según la experiencia de Kattia, usuaria de silla de ruedas y acompañada por su padre también en condición de discapacidad,  estos “pequeños desniveles” implicaron asistencia permanente para ayudar a levantar la silla y mucho equilibrio y fuerza para un usuario de bastones, situación muy desgastante y para nada autónoma.

La ruta continua hacia el antiguo puente al que se accede por una subida algo empinada y con gravilla, la cual debió ser bajada en retroceso, maniobra que da más seguridad desde la silla de ruedas al enfrentar pendientes mayores al 12%. Traspasando el puente se llega a la nueva pasarela que accede a los saltos.

pasarela metálica que permite el ingreso en silla de ruedas con un cartel que dice acceso preferencialDos personas comentaron que la estructura de la pasarela les provocó una sensación de inseguridad, comentarios que atribuimos en un comienzo a una sensación de vértigo, pero que tuvimos que incluir después de leer la siguiente noticia publicada en noviembre de 2018 en El Heraldo Austral. Es necesario que la mantención de la pasarela sea periódica con el fin de mantener las condiciones mínimas que otorguen seguridad a los visitantes.

Esta pasarela alternativa y accesible (no preferencial) es la que permite acceder finalmente a la ruta hacia los saltos.

 

 

 

rutas interiores hacia los saltos 2 rutas interiores hacia los saltosDe ahí en adelante la ruta continua en tramos con diferentes calidades de suelo, estable en algunas partes y más irregular en otras, requiriendo algunas personas algo de asistencia. Considerando que se trata de un recinto silvestre el parámetro de calidad de pavimento puede bajar sin llegar nunca a acercarse al límite con lo inaccesible o de requerir asistencia desmedida.

Desde algunos sectores ya es posible disfrutar de un panorama único como son los Saltos del Petrohué.

ultimo tramo con una rampa que baja y otra que sube ambas con excesiva pendiente y angostasEl último tramo (según lo que nos informamos en el lugar) fue intervenido con posterioridad a la construcción de la pasarela. Ese sector es el que provocó a todos nuestros visitantes (en silla de ruedas y acompañantes) la mayor sorpresa al ver la solución de rampas que se hicieron para intentar llegar al último mirador.
El más osado terminó en el suelo y los otros dos no se aventuraron a lo que podría terminar en una caída segura. Una intervención absurda y peligrosa (bajar para volver a subir) cuando se podría haber nivelado el sector, elevando las protecciones de rejas laterales y terminado en una sola rampa común para todos. Así como está causará más de algún otro accidente.

 

 

 

baño accesible en el parque

Respecto al baño, existe uno de características accesible y señalizado. Sacando la silla de ruedas y otra silla que hay en el interior se liberaría espacio para un uso más cómodo cuando se requiere asistencia en el baño. También se comentó que sería bueno mejorar el aseo del mismo.

 

Resumen de recomendaciones de mejoras:

asientos de troncos para el descansoImplementar 2 estacionamientos para PcD conectados a la entrada del recinto.

Nivelar los accesos en el interior de la edificación.

Incorporar apoya brazos a los asientos para el descanso de adultos mayores durante el recorrido.

 

sector muy desnivelado y de dificil acceso para adultos mayores

Información en el inicio y en las bifurcaciones de la ruta sobre los recorridos accesibles y sus distancias.

Mejorar el último tramo de rampas que terminarán causando algún accidente con consecuencias!

Apoyo de pasamanos en el último tramo hacia los saltos. Varios adultos mayores no se atrevieron a llegar al último mirador.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *